Relleno de Ojeras

2017-04-28 Clínica Dr. Figueroa.

El Relleno de ojeras con ácido hialurónico es un procedimiento muy efectivo y seguro, ya que es una sustancia biocompatible con el ser humano y con bajos indicadores de alergia o rechazo.

Existen varios tipos de ojeras y también varias son las razones por las que aparecen. La piel del contorno de ojos es la más fina del cuerpo, por lo que transparenta los colores azulados de los vasos sanguíneos que existe debajo de ella. Eso produce que la zona tome un color más oscuro en algunos casos.

Debido a que es una piel mucho más sensible, también está mucho más desprotegida ante los agentes externos como la polución, tabaco,  alcohol y rayos ultravioleta, lo que hace que sea muy susceptible a las arrugas finas.

Otro fenómeno que sucede con el paso del tiempo, es que el panículo adiposo malar (grasa que le da volumen a los pómulos) desciende en forma vertical formando una depresión en el área infraorbitaria (contorno de ojos inferior), que va desde el lagrimal interno del ojo en dirección afuera y abajo, y muchas veces cruza la parte alta de la mejilla, sumándole edad al rostro y dándole un aspecto cansado.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Gracias al ácido hialurónico podemos corregir las ojeras que nacen bajo los ojos y que nos dan un aspecto de cansancio y más edad.

El producto aplicado está compuesto por un ácido hialurónico semi-reticulado con reducida capacidad de captación de agua para disminuir el riesgo de edema e hinchazón en la zona de tratamiento, y un complejo dermo-estructurante (aminoácidos, antioxidantes, minerales, vitamina B6) que tienen la capacidad de mejorar el tono, brillo y calidad de la piel de la zona infra palpebral.

Se aplica en la zona indicada mediante el uso de micro cánulas y sin necesidad de anestesia. Se inyecta en la zona del surco lacrimal para rellenar y levantar la zona.

No duele, y el paciente puede retomar sus actividades habituales inmediatamente, cuidándose de no hacer ejercicio ni movimientos bruscos por uno o dos días. Es un procedimiento rápido que se realiza en una sesión y se controla a la semana.

La duración del tratamiento es de mínimo un año, dependiendo de la calidad de la piel y el cuidado que tengamos con nuestro rostro.

Con este procedimiento logramos un aspecto visual más parejo de la ojera, por lo tanto, el rostro luce más descansado y juvenil. También evitamos que se siga deteriorando la piel y el ácido hialurónico hidrata profundamente, dando luminosidad a esa zona.